Decoración navideña “low cost” para tu hogar

Con la llegada del último mes del año, cada vez están más próximas esas dos semanas en las que las tradiciones inundan el día a día. Los tópicos más típicos son llevados a rajatabla por muchos, como por ejemplo comprar lotería, comer turrón, cantar villancicos, visitar los mercadillos navideños o pasear por la ciudad alumbrada especialmente para la ocasión.

navidad-low-cost
Y si de seguir las tradiciones se trata, decorar la casa y conseguir hacer que el hogar tenga un ambiente lo más navideño posible también forma parte del ritual. Engalanar la casa puede hacerse de muchas maneras y con cualquier tipo de presupuesto. Ya que es una fecha en la que por lo general los gastos son más elevados que el resto del año –en torno a 200 y 250 euros serán los que gastarán el 32,4% de los españoles en regalos de navidad según el Estudio Anual de Consumo Showroomprive Navidad 2015– qué mejor que optar por la opción low cost para la decoración navideña de la casa.
¿Qué puedo hacer?

Iluminación.

Las luces son parte importante de la Navidad, tan solo hay que echar un vistazo a las calles. En casa también se opta por iluminar el árbol de navidad o el belén. Pero si esta es la opción, se recomienda hacerlo a través de la tecnología LED. A priori es más cara que las bombillas de las decoraciones lumínicas habituales, pero a la larga fomentan el ahorro ya que el consumo energético es menor y su vida útil es mucho más larga. Es un tipo de iluminación sostenible, menos contaminante, que se basa en la eficiencia energética, consiguiendo un gran ahorro en consumo energético comparándolo con las bombillas incandescentes e incluso las de bajo consumo.

Árbol de Navidad.

En este caso, lo artificial puede salvar la decoración. Adquirir un árbol artificial que emule sintéticamente al abeto con el objetivo de que pueda ser utilizado durante varios años. Compras una vez y lo disfrutas muchos años. Para quienes tengan un gran jardín, pueden escoger la opción más natural y ecológica, que es la de plantar un abeto y decorarlo.

Decoración.

La naturaleza además de ser sabia, nos proporciona un sinfín de posibilidades. Con la organización de una pequeña excursión al campo se pueden recoger piñas, hojas o musgo con el que crear decoraciones estupendas. Las piñas y hojas para crear un centro de mesa o para decorar la puerta de la vivienda y/o el musgo para ambientar el belén por ejemplo.

Recicla objetos.

Momento en el que hay que dejar volar la imaginación y buscarle utilidad a todo objeto que haya en casa y que actualmente carezcan de dicha utilidad. Por ejemplo se pueden utilizar libros para formar con ellos un pequeño árbol de Navidad de lo más original. Las velas que seguramente quedan olvidadas durante todo el año, ahora son muy útiles para poder crear un ambiente muy acogedor, y si queremos ir más allá, podemos introducirlas en alguno de los mil tarros de cristal que hay por casa tras decorarlos navideñamente. Las cajas de zapatos que tenemos guardadas en armarios también pueden dar juego envolviéndolas con papel de regalo y decorar así pequeños rincones.
No hay por qué renunciar a una buena decoración navideña por no tener un presupuesto determinado para ello. La creatividad y el ingenio están ahí para poder conseguir una ornamentación llena de originalidad y sobre todo a bajo coste.

Fuente: http://cincodias.com/

Deja una respuesta

Debes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>