Las gasolineras low cost se adueñan de la carretera

Las gasolineras de marca blanca están poniendo contra las cuerdas a las estaciones de servicio tradicionales de grandes petroleras como Repsol, Cepsa, BP, Galp o Shell.

Aunque llevan ya algunos años intentando abrirse un hueco en el mercado, la reciente bajada de los precios de los hidrocarburos ha provocado una proliferación de estos establecimientos, que al grito de “gasolina barata” están tomando ahora puntos comercialmente estratégicos en todo tipo de carreteras, autovías o zonas de gran afluencia de vehículos.gasolineras-low-cost
Es la era del low cost, en la que la única regla es la de aplastar a la competencia vendiendo más barato.
En algunas localidades, este tipo de gasolineras arrasan, vendiendo el litro de carburante con precios que ahora llegan a diferencias de hasta 20 o 30 céntimos por debajo de los más caros que ofrecen gasolineras de toda la vida.

Las petroleras tradicionales han tenido que cambiar totalmente su política de precios para aguantar el tirón. Un caso llamativo es el que se está produciendo en la autovía A4, a su paso por las localidades próximas a Madrid.

Revolución en Valdemoro
A la altura de la localidad de Valdemoro, un enorme cartel anuncia ahora la existencia de una estación de servicio con una sencilla marca: “Gasolinera”. Es una antigua nave industrial reconvertida a surtidor. Solo tiene gasoil y gasolina 95, que esta semana estaba vendiendo a 1,18 euros y 1,25 euros el litro, respectivamente.
Las gasolineras de grandes petroleras que hay en la zona intentan alinear sus precios a esas ofertas, aunque a duras penas consiguen emularlos. Esta semana se estaban moviendo en el entorno de los 1,20-1,25 euros para el gasoil y 1,30-1,35 euros para la gasolina 95. La revolución de Valdemoro se encuentra sólo en sus inicios. Apenas unos cientos de metros después de la “Gasolinera”, hay otro cartel anunciado la próxima apertura de una estación de servicio de los supermercados E.Leclerc, que en localidades vecinas estaba ofreciendo el diésel a 1,149 euros esta semana.
¿Qué está pasando? Las marcas blancas, o gasolinas low cost, de bajo precio, empezaron a irrumpir con fuerza en España con la crisis, aprovechando la mayor sensibilidad a los precios por parte de los usuarios. Aunque ofrecían precios más baratos, las grandes marcas lograban hacerles frente con el argumento de vender una gasolina que, aunque más cara, era de mayor calidad por la mejora que le aportaban con aditivos.
Ahora, la caída del precio del barril ha hecho bajar los precios finales de los carburantes, y las diferencias entre gasolineras low cost y tradicionales se han ampliado.
De las 100 gasolineras que esta semana tenían los precios más baratos en gasoil (lo que más se consume), solo 20 eran de grandes petroleras. El resto eran marcas low cost, como Ballenoil, BonArea, E.Leclerc o numerosas cooperativas agrícolas, otra de las fórmulas que está teniendo gran desarrollo.

Fuente; http://www.expansion.com/

Deja una respuesta

Debes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>