Un ‘gadget’ de bajo coste para ver tus órganos en tiempo real

Jonathan Rothberg es un científico y emprendedor muy conocido en el sector de la industria biomédica, especialmente la dedicada a la decodificación y el análisis genético. Tiene en su haber dos empresas, 454 e Ion Torrent Suystems, dedicadas a la secuenciación genética que en los últimos cinco años le han hecho ganar más de 500 millones de dólares.gadget-lowcost-para-organos-internos

Ahora, asegura que ha conseguido una inversión de 100 millones (de la Universidad de Stanford entre otros) para crear el escáner médico definitivo. Se trataría de un dispositivo del tamaño de un móvil con el que se podría ver el interior del cuerpo, en movimiento y en 3 dimensiones. “Es casi tan barato como un estetoscopio y hará a los médicos 100 veces más efectivos” ha asegurado a MIT Technology Review. Según los documentos que ha presentado para solicitar la patente, el sistema se basa en un nuevo tipo de chip de ultrasonidos, y en el futuro podría incluso permitir la destrucción directa de células cancerígenas o encontrar nuevos modos de llevar información a las neuronas en el cerebro.

Sin embargo, sobre el dispositivo final se sabe poco, ya que Rothberg no ha querido desvelar más detalles. “Se conocerán cuando estemos sobre el escenario, vendiéndolo, algo que ocurrirá en los próximos 18 meses”, dice, y solo asegura que será pequeño, costará unos pocos cientos de dólares, se conectará al smartphone y servirá para, entre otros, visualizar al feto durante el embarazo o detectar un tumor en un pequeño. Al colocarlo sobre el pecho de una personas se podrá mirar a través “como si apareciese una ventana” hacia el interior del cuerpo.

Los ultrasonidos son uno de los sistemas más utilizados en imagen médica. Es en lo que se basan las ecografías, con las que se hace el seguimiento del feto durante el embarazo o cómo se buscan tumores en los tejidos blandos.

El sistema está siendo desarrollado por Butterfly Networks, una startup nacida en la incubadora de empresas creada por Rothberg. Está basado en una tecnología emergente en la que emisores de ultrasonidos se graban directamente sobre una oblea semiconductora junto a circuitos y procesadores. Esto supone una ventaja respecto a los sistemas tradicionales que utilizan pequeñas piezas de cristal o cerámica para generar y recibir las ondas sonoras, ya que estas últimas después tienen que ser cuidadosamente integradas en los dispositivos.

Tecnología más barata, más rápida y más precisa

La idea proviene de una experiencia personal. La hija mayor de Rothberg fue diagnosticada de esclerosis tuberosa, una enfermedad que causa la generación de quistes en los riñones. Así que en 2011, él mimo financió una investigación para descubrir si los ultrasonidos de alta intensidad podían no solo dibujar esos quistes y hacerlos visibles, sino también ayudar a reducirlos al calentarlos. La experiencia le convenció de que había mucho margen de mejora en esta tecnología, que por entonces consistía en la unión de una máquina de resonancia magnética y una sonda de ultrasonidos.

Costaban millones de dólares, pero no eran especialmente rápidas ni precisas. “Me decidí a hacer una versión lowcost de esta máquina que cuesta 6 millones de dólares (unos 4,7 millones de euros), hacerla mil veces más barata, mil veces más rápida y cien veces más precisa”, cuenta.

Aunque de momento el proyecto está, por decirlo así, en pañales, el emprendedor ya tiene claros los primeros pasos comerciales que quiere dar con su producto, una vez que esté listo. Para empezar, piensa venderlo a un precio tan bajo que pueda llegar fácilmente a lugares en vías de desarrollo.

La idea es equiparlo de un software que utilice programas de inteligencia artificial desarrollados por investigadores expertos, de forma que ayude al especialista que lo utilice a entender lo que está viendo. “Cuando tengamos miles de estas imágenes creo que será mejor que un humano a la hora de decir ¿Este niño tiene síndrome de Down o un labio leporino? Y cuando la gente no tenga tiempo, será superhumano”, afirma Rothberg. “Conseguiré que un técnico pueda hacer este trabajo”.

Fuente: http://www.elconfidencial.com/

Deja una respuesta

Debes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>